frutería juego imitación Lovely Kids
juego imitación poner la mesa
juego imitación mamá maquillándose
imitación cocina italiana

Juegos de imitación:

A partir de los primeros doce meses los niños empiezan a imitar y a repetir aquello que perciben en su alrededor, risas, gestos, palabras, roles… es su modo de aprender, descubrir y comprender el entorno al tiempo que desarrollan su empatía e imaginación. Los juegos de imitación son la mejor opción en esta fase de aprendizaje.

En Lovely Kids tenemos un amplio catálogo de juegos de imitación con todo tipo de complementos, que estimularán las ganas de jugar de niños y adultos: Cocinitas y casas de muñecas, cestas y carritos de la compra, cajas de futas, pasteles de cumpleaños, cajitas de herramientas, sillitas para muñecas, disfraces, caballitos, etc.

instrumentos de cocina juego imitación niños
kit de limpieza niños

Los juegos de imitación se han establecido como un método de desarrollo cognitivo, emocional, lingüístico y social fundamental para los niños. Gracias a este tipo de juegos, los más pequeños tienen la oportunidad de pasarlo bien a la vez que simulan situaciones y distintas actividades de la vida cotidiana, lo que les ayuda a comprenderlas y a razonar por ellos mismos.

Jugar a mamás y papás es uno de los más claros ejemplos del juego de imitación. Mientras lo hacen, asumen los roles de madres, padres, hijos y hermanos, y aprenden qué papel desempeñan cada uno de ellos en la vida real. Cobrar productos de juguete en una caja registradora les ayuda a conocer el oficio y la responsabilidad que conlleva, así como a dar cambio a los “clientes”. Hacer pasteles en una minipastelería les motiva a aprender y a valorar.

Una de las preguntas más frecuentes entre los padres es a qué edad comienzan los niños a jugar a este tipo de actividad. A rasgos generales, es a partir de los dos años cuando los más pequeños empiezan a reproducir por ellos mismos la vida de los adultos. Esto dependerá, no obstante, del desarrollo psicológico de cada niño y de su madurez, ya que no todos son capaces de trabajar mentalmente con símbolos en la misma etapa de su infancia. En estos casos, lo más recomendable es estimularlos con juegos específicos que estén adaptados a su edad e ir introduciéndolos en su rutina de forma progresiva.

Durante sus primeros años de vida, los niños tienden a ser egocéntricos y a no querer compartir sus juegos con una segunda persona. Con el paso del tiempo y el desarrollo de su creatividad, imaginación y lengua, alrededor de los 4 o 5 años, comienzan a buscar a compañeros que les ayuden a disfrutar todavía más del juego de imitación, complicándolo un poco más. En este punto, la actividad pasa de ser un mero divertimiento para convertirse en un acto de sociabilización.

Gracias a los juegos de imitación los más pequeños aprenden a tomar decisiones y a construir sus propias historias. Es por ello que está considerado como uno de los mejores y mayores instrumentos de aprendizaje, lo que demuestra su relevancia en la educación de los niños.

En Lovely Kids contamos con un gran abanico de juegos homologados y seguros que fomentan la fantasía, la creatividad y las habilidades sociales de los peques de la casa. Trabajamos con las mejores marcas del mercado actual y nuestro equipo está formado por pedagogos experimentados que saben qué es lo mejor para ellos en cada una de sus etapas. ¿Quieres saber más sobre este método de aprendizaje y comenzar a introducirlos entre los juegos de tus hijos? Ven a visitarnos a nuestras tiendas situadas en distintos puntos de la Ciudad Condal y te atenderemos de manera personalizada y con la profesionalidad que nos caracteriza.

Estos juegos son mucho más que juegos. ¡Compruébalo por ti mismo y ayuda a tus pequeños a desarrollar sus capacidades cognitivas!